La historia del Maestro Ló

De Europa salió, no sabemos de donde pero terminó en Japón... pasó por grandes dificultades como enfrentarse a un oso panda con ganas de caricias. Los expertos dicen que era 1915, a saber... aunque si es verdad que encontró La Paz Interior en Japón de la mano del Señor Miyagi ... y claro, sintió la responsabilidad de transmitir su sabiduría para todos los que la necesitaran

La historia del Maestro Ló


De Europa salió, no sabemos de donde pero terminó en Japón... pasó por grandes dificultades como enfretarse a un oso panda con ganas de caricias. Los expertos dicen que era 1915, a saber... aunque si es verdad que encontró La Paz Interior en Japón de la mano del Señor Miyagi

... y claro, sintió la responsabilidad de transmitir su sabiduría para todos los que la necesitaran.


Conoció a Lucas, Harvey, Daniel, Ángel, Josh, Patrick... y un sin fin de personas a las que ayudar con las enseñanzas aprendidas en el Japón más tradicional. Se había convertido en un Sensei y nadie podía discutirlo. Era y es maestro de maestros, el único occidental considerado con la alta cualificación en las más profundas enseñanzas del archipielago más misterioso. Un espécimen único. Se le apodó Ló, pues su condición era compartirlo todo y siempre que un pupilo le preguntaba, él aseveraba: “Préstalo”. Fuera lo que fuese, un objeto o un gesto amable con alguien. El día que estuvo listo, fué a despedirse de Miyagi, su maestro. Alguien enjuto, con la mirada cargada de sabiduría. Le dió un regalo... “esta es la mosca que atrapaste el año pasado, ahora te pertenece” dijo Miyagi “ayudará a tus nuevos pupilos”. Ló, la llamó Arnie. El Maestro y Arnie recalaron en Europa, al sur. Por sus playas y su forma de vivir... porque los necesitaban y el podía sentirlo... Fué una época dorada, de juventud tardía. Mucha gente se acercaba preguntándole, solicitando información. Le llamaban el anciano aunque bailaba como un chaval. Una persona maravillosa, que iluminaba cada lugar y hacía que todos sus protegidos Alcanzaran la Paz Interior. Ansiada, codiciada... Tantos años convirtiendo la vida de la gente que le rodea en algo maravilloso... Es por eso que es Maestro en Japón... y en el resto del mundo. Hoy continua con las enseñanzas de un lugar que pertenece al pasado pero es tan importante como la capacidad que tiene el presente para olvidar, sin soberbias ni egos relacionados con la vida en una fotografía, en un tweet, en una mísera campaña publicitaria. Es auténtico y no reside en ninguna aplicación... porque organizarte para tener lo que quieres, deseas o necesitas no admite ninguna clase de postura, solo la verdad hecha realidad y no como polizonte en un falso selfie. El maestro es el único capacitado para haceros entender el auténtico sentido de la vida, la sabiduría eterna que conlleva Alcanzar la Paz Interior... La que te permite vivir tranquilo y tener algún capricho. Es solo una persona que aprendió a compartir sin influencias ni influencers. Ya se han unido muchos a Alcanzar la Paz Interior permitiéndose llevar una vida mejor. ¿Te apuntas?

Conoció a Lucas, Harvey, Daniel, Ángel, Josh, Patrick... y un sin fin de personas a las que ayudar con las enseñanzas aprendidas en el Japón más tradicional. Se había convertido en un Sensei y nadie podía discutirlo. Era y es maestro de maestros, el único occidental considerado con la alta cualificación en las más profundas enseñanzas del archipielago más misterioso. Un espécimen único. Se le apodó , pues su condición era compartirlo todo y siempre que un pupilo le preguntaba, él aseveraba: “Préstalo”. Fuera lo que fuese, un objeto o un gesto amable con alguien. El día que estuvo listo, fué a despedirse de Miyagi, su maestro. Alguien enjuto, con la mirada cargada de sabiduría. Le dió un regalo... “esta es la mosca que atrapaste el año pasado, ahora te pertenece” dijo Miyagi “ayudará a tus nuevos pupilos”. Ló, la llamó Arnie. El Maestro y Arnie recalaron en Europa, al sur. Por sus playas y su forma de vivir... porque los necesitaban y el podía sentirlo... Fué una época dorada, de juventud tardía. Mucha gente se acercaba preguntándole, solicitando información. Le llamaban el anciano aunque bailaba como un chaval. Una persona maravillosa, que iluminaba cada lugar y hacía que todos sus protegidos Alcanzaran la Paz Interior. Ansiada, codiciada... Tantos años convirtiendo la vida de la gente que le rodea en algo maravilloso... Es por eso que es Maestro en Japón... y en el resto del mundo. Hoy continua con las enseñanzas de un lugar que pertenece al pasado pero es tan importante como la capacidad que tiene el presente para olvidar, sin soberbias ni egos relacionados con la vida en una fotografía, en un tweet, en una mísera campaña publicitaria. Es auténtico y no reside en ninguna aplicación... porque organizarte para tener lo que quieres, deseas o necesitas no admite ninguna clase de postura, solo la verdad hecha realidad y no como polizonte en un falso selfie. El maestro es el único capacitado para haceros entender el auténtico sentido de la vida, la sabiduría eterna que conlleva Alcanzar la Paz Interior... La que te permite vivir tranquilo y tener algún capricho. Es solo una persona que aprendió a compartir sin influencias ni influencers. Ya se han unido muchos a Alcanzar la Paz Interior permitiéndose llevar una vida mejor. ¿Te apuntas?

¡Me Apunto!

Calcula tu prestamo

Cantidad

Plazo

Cuota mensual

¡Encuentra tu Préstamo!

* El coste mensual se calcula dividiendo el total del préstamo en partes iguales sobre el plazo del préstamo y en función de una tasa de interés ilustrada del TAE 5.3% (TIN 5.3%). Las condiciones varían en función de cada perfil. Su tasa de interés real se presentará en la página de oferta.